Friday, August 24, 2007

El instante en el que se rompe el tacón de de un zapato


Repentinamente tomó su tacón, su último par
El equilibrio perdido por una admiración
Cadáver exquisito
Un maldito día como cualquier otro
Es un día como cualquier otro y es necesario seguir el paso
Medio salto al vacío simulado
Y el dulce crujir la llevó a un orgasmo risorio
Y después de todo, al llegar a casa observó a su esposo con los zapatos rotos de otra mujer
Y lo más fácil fue olvidarlo
Cinco centímetros de embarazoso precipicio ¡no pudo pasar en mejor ocasión!
Desquitar los pasos que inevitablemente se volverían de marea
Estacionarse un poco en verde, en opaco, muerto
Después guardó un minuto de silencio por el tacón caído.
(Primer ejercicio del grupo literario "Sin Musa"

11 Comments:

Blogger Demo said...

Dices "primer ejercicio" como si fueran a haber más

1:23 PM  
Blogger Xoyoco Luperca said...

El otro día, se me rompió un tacón en una coladera. Puedo asegurar con toda la veracidad de la que soy capaz que no hubo en tal percance nada de dulce simulación, de admiratorio orgasmo. Había que continuar, coja del alma, y no había tiempo para guardar silencio.

Un abrazo.

6:09 PM  
Blogger Xoyoco Luperca said...

Por cierto, me gustó su post =).

6:09 PM  
Anonymous Anonymous said...

el licuado mental estuvo aquí

1:56 AM  
Blogger doxadenadie said...

jeje tiene razón yoquita, un saludo también me gustó

11:31 AM  
Blogger Ludusein said...

ña! usted ya no ha escrito nada nuevo--- que paso?

3:41 PM  
Blogger Gnomo said...

Sí... está abandonado!


Saludos Toto!

11:43 PM  
Blogger patricka said...

yo he escuchado mucho de tí
pero no sé quien eres

12:46 PM  
Blogger bIeNo said...

no mame toto hace un año que no postea, ya ni chinga

1:53 AM  
Blogger Paulina Velador said...

Hola mi querido, espero y me recuerdes y estar en contacto...

9:54 AM  
Blogger Paulina Velador said...

P.D. recordaras a seth-dantine?

9:54 AM  

Post a Comment

<< Home