Monday, February 05, 2007

Una pasión en el desierto




El extenuado y sediento viajero perdido en el desierto
vio que la hermosa mujer del oasis avanzaba hacia él
cargando un enorme cántaro en el que casi se oía bailar
al agua.
- ¡Por Aláh! -gritó-. ¡Díme que esto no es un espejismo!
-No -respondió la mujer, sonriendo-. El espejismo eres tú.
Y
En un parpadeo de la mujer
El hombre desapareció.



Por:
José de la Colina.

4 Comments:

Blogger Seth Dantine said...

toto, saludos, llevare el viernes algo para tallerear, gracias por visitar el blog estamos en contacto

4:26 PM  
Anonymous demo said...

Excelente cuento. Me gustó mucho

11:20 PM  
Blogger yadren said...

Vaya, la esquizofrenía de una mujer bajo el sol.

"Rostros que se pierden en la arena" -diría Foucault.

9:01 PM  
Blogger Naye-Urbinovsky said...

aa... no entendi muy bien jeje tendre que leerlo otra vez jaja... aun no despierta el hamster de mi cerebro jeje

oo tienes cosas muy intereesantes aki.. y muy bonitas.. seguire leiendo...

cuidate!

10:01 AM  

Post a Comment

<< Home